La clausura del vertedero de Cal Gitanet, adjudicada a UTE Cal Gitanet (Acertis – Cespa GR), llega a su fin.

El que fue el vertedero comarcal de Cal Gitanet durante más de 20 años está en fase de impermeabilización y mejora para el control de lixiviados.

El ente encargado de la gestión de las obras de clausura es el Consorci per a la Gestió de Residus Urbans d’Osona.

La superficie total a impermeabilizar es de 109.968,50 m2 y se adjudicó a la UTE Cal Gitanet (Acertis – Cespa GR). Las obras de clausura prevén la impermeabilización de toda la superficie, la adecuación del terreno para favorecer escorrentía superficial, la instalación de drenajes internos de gravas y la instalación de chimeneas de desgasificación de biogás.

En diferentes fases se ha procedido a la ampliación e impermeabilización de las bases ya existentes de lixiviados, la instalación de nuevos pozos de control de una nueva red para la conducción de estos lixiviados y, también, para la conducción de aguas pluviales. La actuación final consiste en la revegetación del terreno de manera que el impacto ambiental al final de la obra de clausura sea nulo.